Introducción al aceite de árbol de té

10.2.16 2 Comments A+ a-


propiedades conservación contraindicaciones aceite árbol de té


¡Buenas!

El aceite de árbol de té es un producto multiusos, eficaz y barato. Una solución natural para múltiples dolencias, síntomas y afecciones.

Al tener la piel mixta, siempre tengo un botecito a mano para combatir el acné y la grasa, pero tiene muchísimas más propiedades. A continuación, os las explico, así como algunas directrices generales para familiarizarse con él.

Propiedades
- Antiséptico: antimicrobiano, antifúngico y antiviral
Esto último me pareció extraño, por lo que decidí buscar bibliografia científica que respaldase esta afirmación. Encontré algunos artículos que concluían con una mejoría positiva /neutra del virus del herpes, es decir, que sí que tiene propiedades antivirales si hablamos del virus del herpes. (fuente, fuente, fuente)
- Cicatrizante: Aplicar en la zona circundante, JAMÁS EN UN HERIDA ABIERTA.
- Expectorante
- Seborregulador
- Descongestivo
- Antiinflamatorio
- Desodorante
- Útil para luchar contra infestaciones (piojos, garrapatas, pulgas)
- Útil en varias enfermedades de la piel y el cuero cabelludo (verrugas, picaduras de insectos...)

Como prepararlo/aplicarlo
Antes de usar aceite de árbol de té, lee el apartado de CONTRAINDICACIONES de esta entrada. Es muy importante que tengas cuidado cuando lo uses para evitar efectos secundarios.

Puro
El aceite de árbol de té se puede usar directamente en la piel. Aplícalo con los dedos o con un bastoncillo de algodón.

Baños
Mezclando gotas de aceite con agua caliente obtenemos baños (normales, de asiento o de manos/pies) con todas las propiedades que he mencionado anteriormente.

No obstante, me surgen dudas sobre como reaccionará esta mezcla con las zona más delicadas (zona genitourinaria, por ejemplo).

En compresa
Llenamos un recipiente con agua (caliente o fría, según lo que precise la situación) y echar 5 gotas de aceite. Sumergimos un paño de algodón en esta solución y lo colocamos sobre la zona afectada.

También puede usarse en cataplasmas de barro (mezclándo algunas gotas de aceite con este)

Enjuague bucal
Encontrareis en varios sitios que este método se usar para tratar la halitosis, gingivitis, amigdalitis... (problemas bucales y de la garganta).

No obstante, no considero que esta vía de administración sea la más adecuada, y es por ello que NO pondré ninguna metodología. En el apartado de precauciones lo explico mejor.

Inhalaciones
Vierte unas gotas en un pañuelo de tela, e inhala a lo largo del día. También puedes vaporizarlo sobre la almohada.

Vahos con árbol de té
Llenar una olla con agua y retirar del fuego cuando empiece a hervir. Echar 5 gotas de aceite esencial y realizar inhalaciones durante al menos 5 minutos. Para maximizar los efectos, realizar las inhalaciones con la cabeza cubierta con una toalla. (cerrad los ojos cuando hagáis los vahos)

Vaporización
Para desinfectar y refrescar el ambiente de cualquier habitación, así como repeler insectos, puedes vaporizar aceite de árbol de té en las estancias. Ayúdate de difusores eléctricos o quemadores de aceite.

Mezclas con árbol de té
  • Aceite de masaje: Si añadimos algunas gotas al aceite base de masaje obtendremos un producto idóneo para, por ejemplo, las espaldas con granitos y lesiones cutáneas. Recuerda que el aceite de arbol de té NO debe tocar las heridas abiertas.

  • Champú: Podemos mezclar nuestro champú habitual con algunas gotas de aceite para beneficiarnos de todas sus propiedades, sobretodo la antiséptica, la seboreguladora y la cicatrizante.

  • Crema, gel o loción: De igual manera, podemos enriquecer las cremas, geles o lociones con algunas gotas de aceite esencial. No obstante, recuerda que puede producirte irritaciones, por lo que ves probando y ajustando las cantidades para poder beneficiarte de sus propiedades sin padecer efectos secundarios.

  • Mascarillas: A la hora de preparar una mascarilla de arcilla, es muy practico añadir algunas notas junto al liquido empleado para realizar la mezcla. Como la mayoría de mascarillas de arcilla se usan con fines antiacneicos/matificantes/seboreguladores, el aceite de árbol de té es un ingrediente perfecto para potenciar el efecto final.

Contraindicaciones
Al ser un extracto oleoso medicinal, es necesario que tengas en cuanta las contraindicaciones y efectos secundarios probables.
Destacar que este apartado es meramente informativo, y no pretende sustituir al consejo médico profesional. Ante cualquier duda, visita a tu médico de cabecera.

- Contraindicado en caso de embarazo y lactancia. Consulta con tu médico sobre este aspecto.

Aunque no hay bibliografía que afirme su teratogenidad y/o peligrosidad en el embarazo/lactancia, la mayoría de estudios dejan este apartado "en el aire" (como este, que dice que se necesita examinar más a fondo la seguridad del aceite en el embarazo) o que directamente excluyen a embarazadas y lactantes de las pruebas de control (por ejemplo, este estudio).

Debido a que no hay ningún estudio ni revisión que afirme o niegue su uso basándose en datos veraces y significativos, yo desaconsejo su uso.

Sobre la lactancia, recordemos que la leche materna no solo se ve afectada por lo que ingerimos. Todo lo que "toca" el cuerpo de la madre es susceptible de pasar a la leche, aunque sea en baja concentración. En este apartado incluimos vía endovenosa, intramuscular, tópica...

En este curso impartido por el Enlace Hispano Americano de Salud podréis encontrar los distintos factores que provocan que una sustancia pase a la leche materna (se habla de fármacos, pero es aplicable a cualquier sustancia).

Algunos efectos adversos:
  • Reacciones alérgicas. Si padeces alergia a plantas o vegetales, hay muchas probabilidades de desarrollar reacciones alérgicas (sobretodo si padeces alergias relacionadas con las plantas de la familia arrayanes)

  • Pequeñas irritaciones por uso tópico. Para evitarlo, diluye el aceite de árbol de té en otros como el de jojoba, coco o almendras dulces (este último especialmente recomendable para las pieles sensibles). Si la irritación continua, suspender el uso.
  • En caso de ingesta accidental pueden aparecer los siguientes efectos secundarios: diarrea, vómito, somnolencia extrema, confusión. 
Precauciones
  • El árbol de té no debe entrar en contacto con los ojos ni ingerirse. Es para uso exclusivamente tópico, y es por ello que no quería hablar sobre el enjuage bucal a base de aceite de árbol de té (la mucosa bucal es más sensible y permeable, así como que las probabilidades de ingerirlo aumentan)

  • Si hay contacto ocular, enjuagar con abundante agua y acudir al médico.

  • Tóxico en pequeñas dosis si lo ingieren los animales domésticos (fuentefuente)

  • Tóxico en niños pequeños si es ingerido (fuentefuente, fuente)

RESUMEN: No ingerir ni aplicar en ojos ni heridas abiertas. Usarse sobre la piel/cuero cabelludo en pequeñas dosis, cortos periodos de tiempo y en personas adultas.

Conservación
La mejor forma de conservar el aceite de árbol de té es en un recipiente de cristal, preferiblemente tintado (ámbar o azul). Evita usar recipientes plásticos durante un tiempo prolongado, ya que este material no conserva todas las propiedades del aceite.

Así mismo, deberemos mantener el frasco de aceite de té en un lugar fresco y oscuro, ya que la luz y el calor lo degradan.

Guardado en condiciones óptimas, el aceite tiene una vida útil de 6 meses tras su apertura. Sin abrir, puede llegar a prolongarse hasta un máximo de 2 años.

¿Qué os ha parecido la entrada? ¿Usáis el aceite de árbol de té?


Gracias por leerme ~


RSS Facebook Twitter Instagram Pinterest Google +

Este post ha sido redactado según el código de confianza C0C

2 comentarios

Write comentarios
Mer Mer.
AUTHOR
11 de febrero de 2016, 13:01 delete

El aceite de árbol de té es un imprescindible en mi neceser, lo uso para todo!!!
Un beso

Reply
avatar
Shia Hertally
AUTHOR
17 de febrero de 2016, 16:00 delete

Yo lo tengo siempre a mano para ir controlando las imperfecciones y la grasa, pero después de ver todos los usos que tiene a lo mejor empiezo a experimentar =p

Reply
avatar

Cuéntame que piensas