Usos capilares del aceite de jojoba

31.10.15 0 Comments A+ a-


Usos capilares del aceite de jojoba

¡Buenas!

En principio, hoy tocaba una entrada sobre los usos del aceite de jojoba en general, pero a la hora de redactarlo me he dado cuenta de que tengo muchísima información que compartir, por lo que he decidido partir el post en dos. Hoy os explicaré los usos en el cabello, y el martes sus usos en general.

Ante todo, debemos recordar que una de las propiedades del aceite de jojoba es su similitud con el sebo, y es por ello que actúa de manera beneficiosa tanto en cueros cabelludos secos como en grasos.

El aceite de jojoba puede prevenir la pérdida de cabello y el adelgazamiento del mismo. El principal motivo de estos fenómenos es que el folículo piloso está bloqueado por un exceso de sebo, pero el aceite de jojoba ayuda a disolver este sebo (ya que es parecido a él: el agua se lleva el agua, la grasa se lleva la grasa) y a destaponar el poro, por lo que el cabello puede crecer sano, fuerte y con volumen.
Aquí no acaba su función respecto a los folículos taponados, pues el aceite jojoba se queda alrededor de los poros. Esto significa que hidrata profunda y duraderamente el cuero cabelludo (al ser un aceite, no se evapora, y además sella la humedad) y que nutre el pelo que sale de este folículo.

La nutrición capilar implica que el pelo deja de ser frágil, quebradizo y opaco para acabar siendo brillante, fuerte y con más volumen. El aceite de jojoba es rico en ácido linoléico, que interviene en la regeneración celular, y las proteínas queratínicas nutren el cabello, cierran las cutículas (el cabello se vuelve más suave), lo fortalece y lo mantiene sano. También potencia el efecto de la keratina.

Hay que recordar que el aceite de jojoba es hipoalergénico, no tóxico, no comedogénico, antifúngico, bactericida y bacterioestático, además de calmante. Estas propiedades lo hacen el aliado idóneo de los cueros cabelludos irritados o con problemas como la dermatitis o la psoriasis. Al ser totalmente natural, nos olvidamos de los problemas irritativos que presentan las sustancias químicas, y las propiedades antisépticas ayudan a combatir los hongos y las bacterias. 

Aunque por el párrafo anterior se podía deducir, no está de más decir que las personas con dermatitis seborréica ven una mejora al beneficiarse de la seborregulación y de las propiedades antisépticas.

Respecto a su uso, os dejo algunas recomendaciones:
  • Como mascarilla prelavado: Calentar unas pocas gotas de aceite de jojoba en las manos y aplicarlo antes del champú en el cuero cabelludo, frotándolo suavemente pero concienzudamente. Déjalo actuar media hora y lava tu cabello como habitualmente (champú, acondicionador...)
  • Potenciar tu champú: Puedes añadir unas gotitas en tu champú habitual para mejorar sus resultados.
  • Tratamiento: Tras lavarlo, unas gotas frotadas de medios a puntas actuarán como tratamiento.
  • Aceite de acabado: Tras el lavado y secado, calentar unas gotas en la palma de la mano y "alisar" el cabello para evitar el frizz, proteger de las agresiones externas (sobretodo del sol) y dar un brillo extra.
Y tú, ¿has usado aceite de jojoba en el pelo?


Gracias por leerme ~


RSS Facebook Twitter Instagram Pinterest Google +

Este post ha sido redactado según el código de confianza C0C

Cuéntame que piensas